BlogDevocionales

¿Sin ganas de orar?

sin ganas de orar - soy joven cristiana

Te has hecho la pregunta ¿Por qué no quiero orar? en ciertas ocasiones llegamos al punto donde las cosas de afuera importan más, los afanes de la vida están más presentes en nuestras mentes que el mismo Dios, yo he llegado a sentirme así y te quiero compartir algunos puntos que influyen mucho en esta apatía por orar, son mis conclusiones.

Sin exposición a la Biblia

Siempre tengo presente que la Biblia es un espejo del alma, cuanto más leo de la Palabra más cuenta me doy de la necesidad urgente que tengo por recibir más de la gracia de Dios, es además mi brújula en cuanto mi identidad y propósito en mi vida, ya que es ahí donde encuentro la paz y certeza de que Dios es quien cuida mi camino.

Orgullo

Constantemente el ser humano tiende a ser orgulloso pensando que todo lo puede hacer por sus propios medios, en cambio, Dios nos enseña que apartados de Él nada podemos hacer (Juan 15:5) cuando nos creemos auto-suficientes es cuando nuestro nivel de oración comienza a disminuir y nos olvidamos que no podemos batallar contra el enemigo y el pecado con nuestras propias fuerzas.

Falta de decisión

Ningún cristiano quiere reconocer que no desea a Dios, nuestros corazones por naturaleza son engañosos y no podemos confiar en que los deseos de nuestro corazón están conectados a la verdad de Dios. Por ejemplo, cuando nos quejamos de no tener tiempo para orar en realidad solo mostramos la verdad acerca de nuestras prioridades, porque cuando realmente amamos algo y tiene mucha importancia para nosotros le damos toda la atención posible.

Sustituimos el orar

Sabemos que la oración es la medicina que Dios dejó para los dolores de la vida diaria, cuando oramos nos comunicamos directamente con el Creador, pero a veces preferimos los sustitutos actuales, cuando nos levantamos por las mañanas en lugar de orar y agradecer, inclinamos nuestra cabeza para echar un vistazo a nuestras redes sociales. Puede que sean las redes sociales o cualquier otra cosa que nos distraiga del hablar con nuestro Padre, solo debes preguntarte ¿Estoy usando sustitutos que disminuyen mi pasión por Jesús?

Y entonces ¿Qué hago?




Solución al corazón que no tiene deseos de orar

La solución para alguien que no tiene deseos de orar es… ¡Orar! La verdad es que no hay nada místico o una fórmula perfecta que garantice que tu deseo por la oración regrese, pero quiero darte algunos consejos que me han ayudado en lo personal y han hecho que mi deseo aumente.

CONSEJOS

  • Si no tienes ganas de orar empieza por ahí, cuéntale a Dios que no tienes ganas de orar, creo que Dios se agrada de la sinceridad, y mientras le cuentas ya estas orando.
  • Si lo único que puede salir de tu boca es «Dios te necesito» o «Dios ayúdame» solo di eso, no tienes que tener toda una oración estructurada para hablar con Dios, el Espíritu Santo intercede por ti cuando no puedes orar Romanos 8:26
  • Haz como dice Salmos 19:12 pídele a Dios discernimiento para conocer aquellos errores que no has podido notar, con la confianza de que su gracia siempre es suficiente (¿Piensas que has cometido un error que no tiene perdón? Haz click aquí)
  • ¡Lee la Biblia! No hay mejor forma de hablar con alguien que conociéndolo, lee la Biblia, haz estudios y conversa con el escritor de la Biblia. Conoce las 10 razones por las que deberías leerla haciendo click aquí.
  • No sustituyas la oración, decídete a ponerla como prioridad en tu vida y sé intencional a la hora de buscar de Dios, con esto me refiero a que tengas la fuerza de voluntad para orar.
  • Ora en todo tiempo, mientras caminas, mientras vas en tu automóvil, mientras estudias, mientras cocinas, mientras vas en el transporte público, mientras te peinas, en todo momento; en realidad no podemos limitar a la oración a un momento en específico 1 Tesalonicenses 5:17
  • Así como hablas con tu mejor amiga o amigo, habla así con Jesús, cuéntale lo que has hecho en el día, las cosas buenas y las malas, lo que te hizo feliz y lo que te hizo triste, cuéntale TODO; ten por seguro que así tu relación con Jesús aumentará.

Cuéntame qué otros consejos darías a alguien a quien le cuesta orar ¡Escríbelos en los comentarios!

Posted by Frase Juvenil on Thursday, January 3, 2019
Este video impactó mi vida, espero que también sea de bendición a la tuya.

Creo que te podría interesar…

4 comentarios en “¿Sin ganas de orar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *