BlogPropósito

Aprovecha tu tiempo

Aprovecha tu tiempo - Soy Joven Cristiana

¿Sabes aprovechar tu tiempo? Probablemente la mayoría dirá que no, pero los que sí creen estar aprovechando su tiempo ¿Le están sacando provecho en verdad? En este post te mostraremos cómo sacar verdaderamente provecho al tiempo según la Biblia, en Soy Joven Cristiana te decimos ¡Aprovecha tu tiempo!

¿Qué es procrastinar?

Esta palabra está muy de moda últimamente, la verdad es que yo la conocí este año gracias a alguien a quien admiro y quiero mucho, que con mucha paciencia (como siempre) me explicó su significado. Procrastinar es aplazar o dejar para después las tareas o responsabilidades que tenemos pendientes, reemplazandolas por otras actividades que al final son insignificantes.

¿Te identificaste con eso? Siendo muy sincera es algo con lo que lucho todos los días, creo que algo que ha venido a distraernos mucho son las redes sociales. Podemos pasar horas y horas viendo y escuchando cosas nada edificantes ni productivas. Mira el siguiente video, estoy segura que más de una persona se identificará.

La realidad

La realidad en esta situación es que nos distraemos muy fácilmente de nuestros objetivos, en ocasiones ni siquiera hemos trazado objetivos. Si necesitas tener una base de donde partir para empezar a tomar decisiones y trazar metas haz click aquí para leer un devocional al respecto. Pensamos demasiado en hacer algo, pensamos aún más en cómo hacerlo y todavía más en cuándo hacerlo. Esto termina afectando más de lo que creemos, además de que perdemos tiempo valioso.

Por experiencia te puedo decir que la procrastinación es una de las peores decisiones que puedes tomar. En Efesios 5:16 dice «Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos». Dios nos insta a nunca dejar de aprovechar el tiempo para hacer cosas buenas y de provecho, pero… ¿Cuáles son esas cosas buenas?

Lo que hay que hacer

En 1 Timoteo 4:11-16 el apóstol Pablo le escribe a su amigo Timoteo y le da consejos muy sabios inspirados por el Espíritu Santo para aprovechar su juventud. Entre esos consejos le recomienda aprovechar su tiempo y le da una guía de cómo hacerlo.

Lo primero es «Sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza»

Este primer versículo habla de forma general. Pablo le está diciendo a Timoteo aprovecha tu tiempo reflejando a Jesús. Tal como leímos allá arriba en Efesios, dice que estamos en días malos, qué mejor forma de demostrar esa luz en nosotros que es Jesús. Cuando demostramos todas estas cosas como el amor, sale a relucir el servicio y cuando encuentras ese hermoso sentido de la vida como lo es el servicio, te das cuenta de que tienes muchas opciones para practicarlo y así aprovechar tu tiempo de la mejor manera. Si deseas conocer algunas de ellas haz click aquí.

Después dice «Ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza»

Como forma para aprovechar su tiempo. Cuando habla de la lectura se refiere a algo edificante, en nuestro caso puede ser un libro que te haga crecer integralmente, pero, yo siempre te recomiendo leer el manual de vida, la Biblia. Te dejo estos 10 motivos por los cuales deberías leerla.

También habla de la exhortación y enseñanza y es que Dios nos manda a contarles a todos las buenas nuevas. Cuando aprendes algo nuevo generalmente deseas que todo el mundo se entere de este descubrimiento que hiciste. Esto sucede cuando aprendes algo bueno y maravilloso sobre Dios ¡Deseas que todos lo sepan! Porque el amor no puede quedarse callado. Aprovecha tu tiempo enseñando y aconsejando a quienes puedas y estén en tu medio.

¡Ojo! En el versículo 16 dice «ten cuidado de ti mismo y de lo que enseñas a otros» con esto se refiere a que pongas todo lo que te enseñan a prueba y solo te quedes con lo bueno 1 Tesalonicenses 5:21-22 ¿Cómo sabes qué es bueno y que no? Pasándolo por el filtro, a la luz de la Biblia. Sabrás que es bueno cuando vaya de la mano de la palabra de Dios, y cuando este no se aferre a ella sabrás que es malo.

Continúa diciendo «No descuides el don que hay en ti«

Cuando se habla de don tiende a confundirse con talento, la diferencia en ellos es que la palabra don tiene un dejo de sobrenaturalidad. Por ejemplo, podemos decir que una persona tiene talento con la música, pero se puede distinguir cuando alguien tiene un don al ver cómo introduce a las personas en la letra y el sentir de la canción o melodía. Otro ejemplo, puede que alguien tenga el talento de dar clases a niños, pero alguien que tiene el don puede decir que los niños le siguen a donde vaya, le obedecen y es capaz de calmarlos con solo palabras.

Entonces, este versículo te manda no solo a cuidar el talento que Dios ha puesto en ti (música, creatividad, deportes, comunicación, idiomas, liderazgo, entusiasmo, etc.) sino también esos dones especiales que decidió implementar en tu ser. Déjame recordarte que no eres casualidad, si Dios te hizo con capacidades es porque quiere glorificarse en ti ¡Aprovecha tu tiempo cuidando tus dones!

Termina diciendo «Ocúpate en estas cosas […] para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos«

Cuando comiences a enfocarte en todas estas cosas tu entorno cambiará, de tal forma que todos notarán que eres una persona que sabe cómo aprovechar bien su tiempo. Hay algo muy importante, y es que cuando tú dedicas tu tiempo a tu Creador tus pensamientos, tus acciones y hasta tu semblante cambiarán. Dios retribuye a sus hijos Su Presencia, a su Espíritu Santo y cuando tienes eso nada puede apagar ese gozo y paz que Él siembra en tu corazón.

Lo que hay que evitar hacer

En Tito 3:8-11 el apóstol Pablo recalca el bienestar y las bendiciones que genera el hacer buenas obras, habla de lo bueno y provechoso que es hacer buenas obras en el nombre de Dios. También habla de aquellas cosas en las que no debemos perder el tiempo, estas cosas las podemos categorizar así…

Discusiones

El apóstol Pablo dice que no perdamos el tiempo discutiendo tonterías y cosas que no llevan a ningún lado. Si estás teniendo discusiones con alguien te invito a que leas Lucas 6:27-36. Cuando discutimos desaprovechamos nuestro tiempo y tenemos la tendencia de caer en el siguiente punto.

Enojarse

Cuando nos enojamos no solo se enferma nuestro corazón y alma, sino también el cuerpo. Dios nos insta muchas veces a que no pequemos cuando estemos enojados, también nos manda a que no permanezcamos enojados mucho tiempo. Él nos entiende y sabe que nos enojamos muchas veces, sin embargo nos insta a que no pequemos, ya que cuando estamos molestos solemos actuar de forma precipitada y después lo lamentamos ¿Quieres un consejo para cuando te encuentres molesto? Proverbios 15:1 es la respuesta.

Pelearse

Pablo recalca que no debemos perder nuestro tiempo en peleas. Jesús dijo que cuando estemos peleando con alguien nuestra ofrenda no será grata ante sus ojos, que mejor nos reconciliemos con esa persona para que Él reciba nuestra ofrenda con agrado. Por eso te digo, no pierdas el tiempo en peleas y siempre busca la paz.

¡Aprovecha tu tiempo joven!

También te interesará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *