BlogMisiones

7 excusas para no hacer la obra misionera

7 excusas para no hacer la obra misionera - soy joven cristiana

Quiero que sepas que uno de los temas que más me gustan compartir es el de las misiones, tengo muchas ideas sobre estas. Así que para Soy Joven Cristiana es un placer compartir contigo 7 excusas para no hacer la obra misionera, desde mi punto de vista, sigue leyendo.

Para empezar ¿Qué son misiones?

Vamos a tratar de definir algo tan compuesto en algo simple. Misiones es la acción de parte de la iglesia de contar y demostrar las buenas nuevas a poblaciones que aún no conocen el evangelio. Probablemente has escuchado alguna vez hablar de los «misioneros» pues estos personajes han dejado todo sin pensarlo mucho, por amor a las personas que aún no conocen quién es Jesús y del milagro más grande y maravilloso que vino a hacer por todos nosotros.

Todos y todas estamos llamados a contar de las buenas nuevas. En Mateo 28:18-20 Jesús dijo «Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo». Creo que un acto de amor es contar sobre el amor más grande que el ser humano puede recibir. Ahora sí, estas son las 7 excusas más comunes para no hacer la obra misionera, comencemos por:

1. Yo no estoy llamado

¿Has escuchado alguna vez «la gran comisión»? Pues en Marcos 16:15 Jesús dijo «Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura» Y esa es la gran comisión, Jesús nos ordenó contarle a todo aquel que estuviera en nuestro alcance lo que Él vino a hacer por nosotros. Recuerda que los llamados de Dios no son sentimientos o emociones. Así que sí, sí estas llamado.

2. Estoy esperando el tiempo de Dios

No me malinterpretes, esperar en los tiempos perfectos de Dios es lo mejor que podemos hacer. Con esta excusa me refiero cuando usamos esta frase para no hacer algo que debemos hacer, que Dios ya ha mandado. A veces usamos esta frase para disfrazar nuestra cobardía con virtud. Leer su Palabra constantemente y orar de manera continua es clave para no desaprovechar cada segundo de nuestras vidas. ¿Te cuesta orar? Haz click aquí para leer consejos de cómo orar.

3. No tengo los dones necesarios

Hay personas que creen que necesitan algún tipo de habilidad súper especial para poder hablar del evangelio, o tal vez algún título de pastor o ministro; pero no es así, este llamado es maravilloso porque Jesús no hizo excepciones, esta hermosa bendición es para todos. Así que no te puedes excusar con esto tampoco.

4. Primero necesito casarme




Creo que el fin del matrimonio es dar gloria a Dios y servirlo juntos haciendo un buen equipo, y está muy bien si quieres esto, pero que esto no te detenga. Sé que la mayoría nos queremos casar con alguien que sirva a Dios de corazón (Hablo mejor sobre este tema en este post) y eso está bien ya que le estás dando la gloria a Dios. Pero esto no debe ser un impedimento para servirle desde ahora que eres soltero o soltera. Cuento con 6 iniciativas para solteras, haz click aquí para saber más.

5. Yo predico con hechos no con palabras

La quinta excusa para no hacer la obra misionera es esta, una excusa bastante elaborada. Te digo que predicar con tus hechos es algo muy bueno, pero tu testimonio del evangelio con palabras completa lo que predicas con tus acciones, y viceversa. Dios no quiere que vivas en rectitud pero sin mencionarlo. Por eso debemos recordar el versículo de Romanos 1:16 que dice «Pues no me avergüenzo de la Buena Noticia acerca de Cristo, porque es poder de Dios en acción para salvar a todos los que creen».

6. Primero necesito educación

Una vez más te pido que no me malinterpretes, yo creo que es sumamente importante que alguien estudie y crezca personal y también de forma académica. Pero cuando esto lo convertimos en una excusa para no hacer la obra misionera es cuando empezamos a fallar. Que esto no sea una excusa para no ir. ¿Quieres saber cuales son las 6 mentiras comunes que creen los estudiantes universitarios cristianos? Haz click aquí y averígualo.

7. ¡El campo misionero es peligroso!

Quise dejar esta excusa de último porque creo que es una de las excusas más comunes. Por eso te hago la pregunta ¿Tienes tu mirada puesta en las cosas temporales o en las eternas? Es muy cierto que el peligro existe, pero no puede ser una excusa. Te invito a conocer misioneros de campo, que les preguntes sus testimonios o sus aventuras más impresionantes, te darás cuenta que ser misionero definitivamente vale la pena. Personalmente he escuchado muchos testimonios maravillosos donde Dios se ha glorificado de manera sobrenatural y sorprendente en la vida de los misioneros.

También puede interesarte alguno de estos temas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *